21 enero 2011

MARS-500: “Han arribado a Marte”




votar


Los participantes del experimento que simula las condiciones de una larga expedición espacial, han de pasar 520 días en total aislamiento en un módulo especial. Con anterioridad concluyeron acertadamente dos etapas preliminares: de 14 días y de 105 días, que eran un ensayo del “vuelo” principal.

En junio empezó la tercera y última etapa que simula una expedición real a Marte. La tarea central consiste en recoger información sobre el estado de salud y capacidad laboral de la tripulación en tales condiciones: una permanencia larga en un espacio cerrado, la autonomía, comunicación con la Tierra con un retardo significativo y limitación de recursos.



Los seis voluntarios: tres rusos, dos europeos y un chino, no se han quejado una sola vez de ello, dice Boris Morukov, vicedirector científico del Instituto de Problemas Biomédicos.

Ellos se sienten bien. Cada dos meses son reconocidos a fondo y su estado físico es sometido a pruebas. Siempre se analiza su estado psicológico. Muchos incluso han elevado su capacidad laboral porque los ejercicios regulares en el gimnasio y la ausencia de desviaciones debidas a las condiciones en las que vivimos nosotros y ustedes, ya sea un calor anómalo u otra cosa, repercuten positivamente en ellos.

Este traje espacial se ha modificado para su uso en la gravedad de la Tierra.


El programa “Marte-500” comprende 105 proyectos científicos. De ellos más de 70 son rusos y casi 30 extranjeros. Entre los experimentos la mayoría son psicológicos. También se llevan a cabo experimentos tecnológico-operativos. Por ejemplo, a principio de diciembre fue imitada una situación extraordinaria: avería del sistema de abastecimiento energético, lo que provocó que los “martenautas” realizaran una desconexión por etapas de diversos sistemas del complejo, explica Boris Morukov.

Esta situación duró 22 horas, luego la electricidad se restableció. La tripulación reaccionó adecuadamente y acertó a leer las instrucciones mientras había luz. Los tripulantes usaron durante el mayor tiempo posible las fuentes autónomas de electricidad que tenían a su disposición. Valoramos el accionar de la tripulación como bueno.

Ahora los participantes del vuelo virtual se preparan para “desembarcar” en Marte. La finalidad de la etapa de 30 días es comprender cómo la persona aguantará la gravitación marciana: la biomecánica de movimientos allí no es tal como en la ingravidez de la Tierra. Hay que buscar ciertos métodos de entrenamiento de personas. Es más, en el Marte real los participantes de la expedición no contarán con la asistencia de médicos, lo que hay siempre en el descenso a la Tierra. De modo que hace falta prepararse por sí mismos para recuperar rápido su norma y comenzar a trabajar en la superficie del planeta.

Los investigadores espaciales prueban el traje espacial durante una sesión de entrenamiento.


Etapas del experimento

* Vuelo Tierra-Marte. Duración: 250 días.
* Permanencia en la superficie de Marte: 30 días.
* Retorno Marte-Tierra: 240 Días.

La primera etapa del experimento, de quince días de duración, se desarrolló del 15 de noviembre de 2008 al 29 de noviembre del mismo año. La segunda consistió en una estancia de 105 días, iniciándose el 31 de marzo de 2009, con 6 voluntarios. El 14 de julio de 2009 se dio por concluida esta segunda fase de la experiencia. La tercera etapa, la de mayor duración, se inició el 3 junio de 2010. Está programado para finalizar a finales de noviembre de 2011.

Los seis voluntarios que trabajan en esta última etapa son:

* Cédric Mabilotte, 34 años, doctorado en relaciones internacionales e ingeniero en sistemas informáticos.
* Cyrille Fournier, piloto de Airbus A320 de 40 años.
* Arc'hanmael Gaillard, ingeniero de 32 años.
* Oliver Knickel, ingeniero de la Bundeswehr (armada alemana), de 28 años.
* Diego Urbina, investigador representante de la ESA; Ingeniero eléctrico y aeroespacial. Astronauta colombo-italiano de 26 años.
* Wáng Yuè (王跃), 27 años, China. Investigador y médico participante en el entrenamiento de astronautas chinos.


Fuente: La voz de Rusia


Detalle artístico de una misión a Marte.


Quantum opina:

El proyecto MARS-500 es una iniciativa del Instituto de Problemas Médicos y Biológicos (IMBP), entidad dependiente de la Academia de Ciencias de Rusia, que pretende simular un viaje al planeta Marte.

Si bien ya con anterioridad se han estudiado las consecuencias del aislamiento prolongado sobre grupos humanos y la viabilidad de ecosistemas parcialmente autosuficientes en, por ejemplo, las estaciones de investigación habitadas temporalmente en los entornos experimentales de la Antártida, Biosfera 2, BIOS-3 o más recientemente en el NEEMO (NASA Extreme Environment Mission Operations) entre otros, este proyecto, que cuenta con la colaboración de la ESA pretende simular específicamente un viaje a Marte, investigando las consecuencias médicas y psicológicas del confinamiento durante un espacio de tiempo prolongado de una tripulación en un espacio aislado.

En este sentido, la principal experiencia real relacionada con los propósitos de este experimento puede que sea la de Valeri Poliakov, quien permaneció de manera ininterrumpida en el espacio durante 437 días a bordo de la estación espacial MIR entre el 8 de enero de 1994 y el 22 de marzo de 1995.

Temas relacionados:

- Rusia anuncia miembros proyecto Mars-500
- Biosfera II
- Proyecto Biosfera 2 resucitará para estudiar cambio climático
- ¿Porqué hay que viajar a Marte?
- Científico sugiere viajar a Marte sin retorno
- Los riesgos de un viaje a Marte



0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.