19 junio 2009

LRO y LCROSS Rumbo a la luna, NASA confirma contacto




votar


Las sondas LRO y LCROSS en estos momentos viajan a toda velocidad rumbo a la Luna. Tras más de una hora durante la cual el lanzamiento parecía que iba a suspenderse debido a la presencia de tormentas en la zona, el cohete Atlas V fue encendido impulsando a las dos naves y a la etapa superior Centaur hacia el espacio.

A las 23:40 GMT la NASA estableció contacto con éxito con la sonda LRO que desplegó su antena de comunicaciones y sus paneles solares. Ahora se siguen comprobando los sistemas para tenerla preparada para la maniobra de corrección de trayectoria que se realizará a mitad de camino. La sonda, que encenderá sus motores para entrar en órbita lunar el martes 23 a 09:43 GMT, encenderá todos sus instrumentos en las próximas dos semanas y pasará dos meses de comprobación exhaustiva de sus instrumentos.

Por su parte la sonda LCROSS ha ha tomado el relevo a la etapa Centaur controlando la orientación y sus sistemas han sido chequeados con éxito. El martes 23 de junio a las 10:00 GMT el conjunto LCROSS/Centaur sobrevolará por primera vez la Luna. Tras el sobrevuelo entrarán en una enorme órbita polar alrededor de la Tierra y la Luna, realizando al menos tres órbitas de este tipo con una duración de 37 días cada una.

El impacto se producirá el 9 de octubre a las 11:30 GMT en alguna zona de la región Cabeus. El punto exacto se decidirá 30 días antes observando los datos de LRO.
.

.
Cronología del lanzamiento
A las 18:20 GMT, los últimos técnicos abandonaban la zona de lanzamiento del Complejo 41 donde se encontraba el cohete Altas V con las dos naves abordo. A las 18:22 GMT el reloj quedaba parado en una primera pausa de 30 minutos marcando T -2 horas, lo que permite a los técnicos disponer de un tiempo extra por si aparecen complicaciones de última hora.

Media hora después, a las 18:50 GMT y tras una encuesta entre los técnicos responsables de los sistemas, se da luz verde al comienzo del llenado de los tanques de combustible del cohete y se reanuda la cuenta atrás de nuevo. La etapa superior Centaur lleva dos tanques independientes de combustible, uno para oxígeno líquido y el otro para el hidrógeno líquido, que formaran la mezcla explosiva en la tobera de los motores. La primera etapa llevará al oxígeno líquido como oxidante y queroseno RP-1 como propelente.

A las 19:07 GMT comenzó el llenado del tanque de oxígeno líquido de la etapa Centaur, con 16.300 litros, enfriados a -183ºC, para ser consumidos por el motor RL10 de esta etapa. Este proceso durará algo más de media hora, hasta las 19:39 GMT.
.
.
A las 19:17 GMT comienza la carga de oxígeno líquido en el tanque de la primera etapa del cohete. Este tanque es el más grande del cohete y contiene 189.000 litros del oxidante criogénico para el doble motor RD-180. A las 20:08 GMT, tras 50 minutos de llenado, el tanque queda listo para el vuelo. Los 94.500 litros del propelente queroseno RP-1 ya fueron cargados en una primera cuenta atrás hace algunas semanas.

El lanzamiento estaba previsto para las 21:12 GMT pero las nubes de tormenta se acercaban a Cabo Cañaveral, poniendo en peligro el lanzamiento ya que las previsiones apuntaban a que el mal tiempo duraría más de una hora. En caso de no poder lanzarse a la hora prevista, la NASA aplazaría el despegue 10 minutos más y si fuera necesario otros últimos 10 minutos (21:32 GMT). Cada una de las tres ventanas de lanzamiento tiene una duración de 1 segundo.
A las 19:52 comenzaba el llenado del tanque de hidrógeno líquido de la etapa Centaur, que alberga hasta 49.140 litros del propelente criogénico a -252ºC. Este proceso durará 22 minutos, hasta las 20:14 GMT.

Una hora y 10 minutos antes del lanzamiento, a las 20:02 GMT, la meteorología se vuelve adversa y aumentan las tormentas en los alrededores del centro espacial, poniendo la situación en un NO GO que impide volar. Esta situación se mantiene a las 20:32 GMT, con demasiado potencial eléctrico en el aire y varias capas de nubes con excesivos vientos, cayendo las posibilidades de lanzamiento por debajo del 30%.
.
.
A las 20:48 comienza una parada del reloj de 20 minutos de duración marcando T -4 minutos. Diez minutos más tarde la NASA retrasa el lanzamiento, ya que a la hora prevista inicialmente no hay ninguna posibilidad de que el cohete sea lanzado. La situación es tan mala que se decide pasar directamente a la tercera ventana de lanzamiento que era 20 minutos más tarde que la primera, a las 21:32 GMT. En caso de no poder lanzarse en la jornada de hoy, la NASA tiene varias oportunidades más el viernes y el sábado, pero luego sería necesario un aplazamiento mayor.

Cuando ya nadie pensaba que fuera posible el lanzamiento, a las 21:17 GMT la NASA da el GO para el despegue, ya que la situación meteorológica es mucho más despejada ya que no hay tormentas cercanas, aunque la capa de nubes sigue siendo espesa.

Tras la serie de comprobaciones finales, por fin a las 21:32 GMT el cohete Atlas V encendió sus dos motores de la primera etapa y separándose del suelo en pocos segundos. Esta primera etapa propulsó durante 4 minutos a las dos sondas y a la etapa Centaur para separarse de ellas al agotar su combustible. Una cámara abordo del cohete permitió seguir en directo todo el espectacular ascenso y la apertura de la cofia del cohete, dejando las sondas visibles.
.


.
Segundos después el motor de la etapa Centaur hacía ignición por primera vez durante 10 minutos, elevando la órbita de ambas naves y dejándolas en una órbita provisional. Tras un apagado de 24 minutos volvío a encenderse esta etapa durante 5 minutos más, dotando al conjunto de la velocidad necesaria como para abandonar la órbita terrestre y poner rumbo a la Luna.

Por fin, tras apagarse por segunda y última vez la etapa Centaur, una maniobra de giro colocó al conjunto en la posición precisa para que la sonda LRO se separara con éxito y emprendiera en solitario su viaje hasta la Luna, donde llegará el martes 23 por la mañana a las 09:43 GMT para encender su motores de frenado y entrar en una órbita lunar de 30 x 216 kilómetros. En las próximas horas se realizaran las primeras sesiones de comunicación con la nave para desplegar los paneles solares y la antena. Más tarde se realizarán chequeos para confirmar que todos los sistemas siguen en buen estado tras el lanzamiento.
.

Por su parte, la sonda LCROSS seguirá unida durante 4 meses más a la etapa Centaur en su viaje hasta la Luna. En las cuatro horas siguientes al lanzamiento, la etapa Centaur expulsará al espacio todo el combustible que le haya sobrado para evitar contaminar los datos que se obtengan en el impacto. Tras quedarse vacía, la etapa Centaur pasará el mando a LCROSS que será la que gobernará el viaje y las modificaciones de trayectoria necesarias.

Ambas entrarán en unas enormes órbitas que las llevarán a hacer varias veces el viaje de ida y vuelta de la Tierra a la Luna, para ir adquiriendo la órbita necesaria para sus impactos en el polo sur lunar el próximo 9 de octubre.

Fuente: Pedro León www.sondasespaciales.com


0 comentarios:

Website reputation

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.